Herboristería

Miel de castaña

Pin
Send
Share
Send


Miel de castaña

La miel de castaño tiene un sabor único e inconfundible, sus propiedades beneficiosas y curativas son conocidas y reconocidas por muchos expertos. Una cura totalmente natural para nuestra salud.


Una miel única

la miel de castaña Tiene un sabor muy particular. El tanino, presente en abundancia en el castaño, caracteriza su sabor y le da un toque amargo que se une a lo sublime con la dulzura de la miel. Aquellos que conocen la típica miel dulce con un sabor ligero que generalmente se encuentra en los estantes de los supermercados, como millefiori o miel de acacia, estarán muy sorprendidos por el sabor intenso y decisivo de la miel de castaña. Ciertamente no se puede llamar insípido, ni mucho menos. Una cucharadita en una taza de leche caliente le dará un sabor muy particular, no comparable a ningún otro tipo de edulcorante. De hecho, a diferencia de los otros tipos de miel con un sabor menos marcado, el miel de castaña Se usa más como una miel con carácter que como un simple edulcorante, una miel que sirve para dar un toque extra de sabor. Simplemente saborearlo en un rusk revelará toda su naturaleza de "néctar de los dioses", como una vez se llamó miel. Si entonces no tenemos demasiados problemas de dieta, podemos intentar probarlo sobre una tostada en la que habremos puesto una fina capa de mantequilla. Para los amantes de las combinaciones refinadas, la miel de castaña se puede combinar con quesos de mediana edad.

Pin
Send
Share
Send